sábado, 2 de diciembre de 2017

¿Por qué Alfileres de Boda?

Hace muchos años tuve la suerte de ir a una boda preciosa, a una boda de esas que te cambian el concepto, una pareja muy cercana a nosotros, ella con un vestido sencillo y vaporoso y él guapísimo y reíamos, lloramos y nos emocionamos un montón.
Fue un día perfecto la verdad, yo llevaba el vestido más bonito que había llevado nunca hasta entonces y me sentía feliz.
Y acabando la cena nos llegó la novia con una flor repleta de alfileres, ¿cómo? ¿qué es esto? Yo, que me he criado en Asturias, no tenía ni idea de esa tradición, me sonaba que mi madre, muy hippie, me había contado que ella en su boda llevó los alfileres enganchados en la cinturilla de su vestido... pero nunca me había preguntado para qué llevaba alfileres ahí.
alfileres de boda Trocitos de Boda
Inma y Juanjo con sus maravillosos alfileres
El caso es que llegó la novia, en aquella boda maravillosa, se sentó a mi lado y pudimos por primera vez en la boda charlar un ratito, ya nos habíamos saludado por supuesto, ya la había felicitado y achuchado pero en una boda de más de 150 personas es imposible pararse con cada persona a hablar un poquito.
Y ese momento, el de los alfileres de boda, fue uno de los momentos más especiales que recuerdo.
alfileres de boda alfileres de novia
Zaida repartiendo sus alfileres de boda
Porque tú, como invitada, como espectadora de la boda sientes algo, notas la emoción, el amor, pero que la novia te cuente cómo lo está viviendo es otra cosa. Es maravilloso. Cuando puedes decirle sinceramente que su boda está siendo muy emocionante, que está guapísima o incluso lo rico que estaba todo... compartir alguna anécdota, que te cuente sus emociones... tú, como invitada, te sientes, aún más, parte de todo eso tan bonito.
Alfileres de boda trocitos de boda
Silvia le regala un trocito de su corazón a su hermana
Sí, hay una tradición detrás, antiguamente los vestidos de novia se heredaban de generación en generación y los alfileres que se usaban para las composturas, se regalaban en la boda y la primera invitada que perdiese el alfiler ese día, encontraría al amor de su vida y se casaría, porque tenía la buena suerte que le había dado la novia... pero realmente yo no creo en esas cosas.

Creo que es una tradición que en Trocitos de Boda teníamos claro que queríamos reinventar, por eso creamos hace ya mucho tiempo nuestras etiquetas y tarjetas para colocar alfileres, con un texto diferente a todo lo que se veía hasta ese momento... en el que se dejara un poco de lado esa tradición y buscáramos otra forma de ver este momento tan bonito...

 Creo que hemos conseguido reinventar esto y creo que vosotras, queridas novias trocitos, habéis sido la clave. Para nosotras la buena suerte está en todo momento presente, la buena suerte está en ser parte de esa boda a la que te han invitado, en poder emocionarte y sentir como propio todo aquello, la buena suerte está en tener a tu lado a una pareja que te llene, te cases o no con ella,  y también está en sentirte bien estando sin pareja, la buena suerte está en todos los pequeños trocitos de tu vida que te hacen sentir bien. Y para mi, la suerte en ese momento, en esa boda, fue poder compartir con la novia esas confidencias. Tener esa excusa. Poder achucharla.
Aida y su abuelita <3
No guardo casi ningún regalo de boda pero sí tengo un pequeño joyero con todos los alfileres de novia que me han regalado... en cada uno de ellos hay un momento de "por fin puedo hablar con la novia!!", un momento de risas, de alegría, de infinito cariño y de timidez (porque cuando una amiga se casa y me pide que le haga sus alfileres, a la hora de repartirlos me da mucha vergüenza que todo el mundo sepa que los he hecho yo!).
Y para nosotras la buena suerte es estar a vuestro lado en este momento, hacernos parte de vuestra boda y que seáis #noviastrocitos tan bellas, tan sonrientes, tan felices.
Sandra y su sonrisa contagiosa :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario